La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

Libros Tirados

June 3rd, 2009 · 16 Comments

Uno de los primeros libros que recuerdo haber leído de niño fue ‘Corazón, Diario de un Niño’ de Edmundo de Amicis. Un magnífico libro que me regaló uno de mis 4 hermanos mayores cuando cumplí años.

Desde ahí continué con la lectura de libros de Julio Verne, Mark Twain, y otros clásicos de la literatura denominada ‘juvenil’. Llegué a amar la lectura de un modo bastante profundo hasta hoy.

Si lo pienso un poco es extraño. Casi no recuerdo el momento en que iba a la compra de los libros y de como era mi proceso de selección. Incluso, ni siquiera recuerdo de donde obtenía el dinero para poder comprarlos. Solo recuerdo bien aquella vez en que mi hermana Y me prestó un poco para comprar unos libros que había en oferta que merecían ser adquiridos.

En casa, mi madre tenía un librero en el que iba agregando todo tipo de libros testimoniales, sobre todo misioneros, que adquiría en la iglesia nazarena a la que asistíamos las noches de martes. Ahí llegué a emocionarme muchas veces con las magníficas noticias acerca de países de nombres tan extraños para mi como Suazilandia, o Guinea Septentrional, entre otros. Fui tempranamente cautivado por las realidades paralelas de esos mundos tan diferentes al mío.

El mejor día era el sábado por la tarde, cuando recostado en la cama pasaba la alegre tarde leyendo el libro en turno hasta quedar dormido. Cuando se me acabaron los libros y los dineros tomé el singular hábito de leer las enciclopedias de tapa a tapa por sencillo placer.

Había una agradable cálidez que me abrazaba, y aún la hay algunas veces, en ese momento especial en que las marcas de tinta en el blanco papel se transformaban mágicamente en coloridas imágenes y sonidos de mundos tan reales pero enteramente inaccesibles para mi.

Al final de todo, en el climax del epílogo, y de la vuelta a la última página del libro, encontraba siempre una inscripción especial que me hacía soñar esperanzadoramente, que decía: ’se tiraron 5,000 ejemplares’, y que para mis tiernos oídos sonaba como algo imposible, mientras me preguntaba por la insensatez de las casas editoriales de tirar a la basura tal cantidad de ejemplares, cuando niños sin muchas posibilidades financieras, como yo, pudieran conformarse con tenerlos aunque esos libros no tuvieran las tapas, los índices, algunos problemas de impresión. o que no contaran con la calidad requerida para ser distribuída en las librerías de renombre. Despues de todo, lo importante siempre fue el contenido. ¿Verdad?

Aun ahora, que tengo algunas mejores posibilidades, y que los ‘libros tirados’ desaparecieron como la olla de oro al final del arco iris, cuando comprendí que se refería al ‘tiraje’ de ejemplares publicados, me sigo alegrando mucho cuando encuentro libros, de aquellos clásicos, a precios bastante accesibles y me los traigo a casa, como quien recoge un pedazo de la memoria que se fue y me la bebo con un sorbo pausado, como el que bebe un cálido café que reconforta en esos momentos de frío y soledad que a veces también nos abraza.

Tags: LIBROS · LITERATURA · REFLEXION

16 responses so far ↓

  • 1 Keila // Jun 3, 2009 at 12:56 pm

    ¡Me encantó! Lo importante siempre será el contenido. Gracias.

  • 2 Jenny // Jun 3, 2009 at 1:32 pm

    Que hermoso!!!!!!

  • 3 luziveny // Jun 3, 2009 at 2:00 pm

    Hola Alejandro, preciosa manera de expresar la nostalgia que tenemos de acontecimientos pasados y que nos dejan marca para toda la vida… tu frescura e inocencia ante de los libros “tirados” me recordo lo simple que era todo para nosotros en esos tiempos, pensar que si siguieramos siendo como niños, no nos importaria la calidad de las pastas, los recubrimientos, el papel… si un poco de esa “memoria que se fue” volviera a nosotros seriamos mejores personas, mejores cristianos…interesados en el contenido…
    Dios te bendiga!

  • 4 Alejandro Vazquez // Jun 4, 2009 at 12:57 am

    Hola Keila! Muchas gracias!

  • 5 Alejandro Vazquez // Jun 4, 2009 at 12:58 am

    Gracias Jenny! Que amable de tu parte

  • 6 Alejandro Vazquez // Jun 4, 2009 at 1:00 am

    Hola Luz Iveny! Muchas gracias por tu amable comentario. Había una sencillez que nos iluminaba muchas veces.
    Que gusto tenerte de visita comentando en el blog. Saludos!

  • 7 Eliezer // Jun 5, 2009 at 9:48 am

    Hola Alejandro.
    Solo te conozco a través del Blog, y te leo continuamente. Me llamó la atención el hecho que una de tus fuentes fueron aquellos libros misioneros de la Iglesia del Nazareno. Mi experiencia es un tanto similar, porque fui criado en una hogar pastoral nazareno y me hiciste recordar esos emocionantes momentos de lectura infantil. Hoy soy pastor en una Iglesia del Nazareno, y algo influyeron aquellas primeras lecturas.
    Saludos y Bendiciones

  • 8 ELPIDIO VIDAL ANGULO // Jun 5, 2009 at 12:09 pm

    me parecio excelente le comentario, sin embargo quiciera obtener ese libro “corazon” por que trabajo con niños adolesentes y me interesaria tenerlo.

  • 9 Blanca Elena // Jun 6, 2009 at 8:17 am

    Hace un mes que no leía en tu blog, el volverlo a hacer me ayudó a recordar lo agradable que es, tienes la rara habilidad de causar interés a quienes te leemos, con la variedad de temas, reflexiones, citas, comentarios, que nos brindas, logras captar la atención, gracias por este espacio, Dios te bendice
    Saludos

  • 10 Alejandro Vazquez // Jun 7, 2009 at 4:52 pm

    Hola Eliezer, un cordial saludo,
    Gracias por venir a visitarme al Blog, desde luego te identifico de algunos otros comentarios que has hecho anteriormente.
    Yo tengo aún algunos amigos en la iglesia nazarena aqui en Mty, Mexico, aunque ciertamente tengo 15 años de no verles, y no son los que conocí en la infancia.
    Me alegra que compartamos esos buenos momentos de la niñez, con aquellos libros que evidencian un movimiento misionero dinámico bastante sui generis en esa organización. Hasta ahora no conozco otra organización que edite libros de sus diferentes obreros en las misiones mundiales. Aunque puedo estar equivocado.
    Que bien que hallas seguido esa vocación pastoral que conociste en casa.
    Un abrazo

  • 11 Alejandro Vazquez // Jun 7, 2009 at 5:16 pm

    Saludos Elpidio, gracias por tu comentario y visita.
    Aqui te agrego un link donde puedes descargar ese excelente libro. Las historias son bastante profundas y conmovedoras.
    http://corazn-edmundo-de-amicis.archivospc.com
    Por otro lado es evidente el sobre enfasis al tema nacionalista, pues recien Italia se estaba constituyendo como un estado.
    Espero te resulte util

  • 12 Alejandro Vazquez // Jun 7, 2009 at 5:24 pm

    Hola Blanca Elena, gracias por regresar a visitarme, ya te echaba de menos tus comentarios.
    Que amabilidad de tu parte, te lo agradezco mucho. Gracias a ti opor venir.
    Bendiciones y un abrazo

  • 13 Isa // Jun 7, 2009 at 9:34 pm

    Me encantó esta hermosa forma de compartir tus vivencias con los libros. Aquellas cosas preciosas que formaron parte de tu infancia y que la hicieron feliz. Gracias hermano por compartir algo de ti. Estoy segura que todos los que te leemos, hemos gozado con tus aventuras en la lectura desde tu infancia.
    Saludos desde mi manantial.

  • 14 Alejandro Vazquez // Jun 8, 2009 at 1:09 am

    Gracias Isa, eres un Manantial

  • 15 Nasly Peña // Apr 19, 2013 at 7:44 am

    Mil gracias por compartir este libro, indispensable para entender el contexto en que fue escrita la palabra de Dios, nos bendice enormemente por que así podemos entender realmente las escrituras con mayor facilidad. Bendiciones

  • 16 Nasly Peña // Apr 19, 2013 at 7:46 am

    Mil gracias por compartir este libro, indispensable para entender el contexto en que fue escrita la palabra de Dios, así podemos entender realmente las escrituras con mayor facilidad. Bendiciones

Deja un comentario