La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

El Circo

January 29th, 2009 · 1 Comment

Post Publicado el 20 de Abril de 2008

 "…pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres.1 Cor 4:9

Ayer llevé a Dara al circo. Nos divertimos como enanos. Dara es muy parecida a mi. Ciertamente parece clonada y tiene unas actitudes que solo el ADN puede explicar, pues hace y dice cosas en las que me veo reflejado cuando niño.

En cierta forma, yo hubiera preferido que en su temperamento se pareciera un poco más a su bella mamá. Quienes la conocen lo saben, Claudia tiene un temperamento extrovertido cautivador. Inmediatamente logra que todos acuerden con ella de buena gana. Es de esas personas que te mantienen con una sonrisa permanente.

En nuestra noche de circo, Dara y yo nos soprendimos de ver los tigres, la jirafa, los dromedarios y camellos. No se explicaba como estaban amaestrados para hacer todos las mismas cosas. Yo tampoco.

Desde luego, lo que mas le (nos) gusto fueron los payasos. Que risa, aunque son casi siempre los mismos sketches no dejan de ser hilarantes. Aunque ya hemos llevado a Dara a varios circos, en realidad este es como si fuera la primera vez, pues no recuerda los anteriores y ahora esta un poquito mas grande.

Un poco pensaba yo en toda esta gente del circo, que andan de aqui para allá, dedicados al 100% a lo que hacen. Viven para ello. ¿No se cansarán de hacer siempre las mismas cosas? ¿De la rutina de vivir siempre entre los caminos de cuidades? ¿Sin raíces?

Es cierto, los cristianos un poco deberíamos vivir con mayor desapego. En cierta forma, la Escritura lo ha dicho, somos peregrinos y extranjeros, representamos muchas facetas en este circo cotidiano. Pero la mayor de ellas, ¿Cuál es? ¿Que es aquello que nos consume y no podemos dejar?

Que valioso es que podamos reconocer que es aquello para lo cual hemos sido creados. Ejercitar nuestros dones, nuestras aptitudes, alineados todos con un propósito específico. Y encima de todo ello, nos consume el deseo de hacerlo, aunque no recibamos paga, ni aplausos, ni respuestas. Lo necesitamos tanto como la vida misma.

Creo que nadie puede decir con precisión para que es que se encuentra aquí. Que es lo que Dios quiere hacer en el o a traves de el. Pero creo que en un momento, específico, parece que nuestro pasado, el cielo y lo que somos se alineran, y por un instante la vida, el cosmos, la historia, nuestra historia, toman sentido, y un rayo de eternidad nos inunda. Nuestros actos tienen destellos de eternidad. Que sean hechos para gloria de Dios.

Tags: CRONICAS DE UN PADRE · MI FAMILIA

1 response so far ↓

  • 1 Bitacoras.com // Jan 29, 2009 at 9:08 pm

    Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

Deja un comentario