La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

En esta orilla

January 17th, 2009 · 8 Comments

Una variación sobre Lucas 8:22-25

 En esta orilla de la barca el mar me consume,

como si las olas gritaran mi nombre.

Quiero despertarte, pero duermes,

como si la eternidad te abrazara fuerte.

 

Parece que estoy solo, aunque vivo rodeado de ilusiones,

entre tanto la lluvia no para, mientras el cielo se esconde.

Quiero gritarte, pero me enseñaron a callar hasta que muera.

 

Veo el cielo abierto, espero una respuesta,

pero de allá caen los rayos que estremecen mis entrañas.

Hoy parece que el tiempo se detuvo en medio de la nada.

Se comprimen los minutos entre los truenos y el oleaje.

 

Se que confío en tí, pero duermes como un niño.

El apacible rostro de quien conoce su día;

Entretanto yo, seco mis lágrimas,

o eso me pareció cuando restregaba mi rostro.

 

Escucho lamentos, un murmullo que va y se viene

con el rumor de las olas.

Es un mar de rostros,

desfigurados por el dolor, sin esperanza,

 

¿Quien soy yo para rescatarlos?

Me pregunto mientras trato de moverte.

Pero duermes. O eso me parece.

 

Solo una palabra bastará,  la vida retornará,

y la muerte huirá. Y yo observaré. Observaré.

Desde esta orilla que concentra el universo,

mi universo, que sigue plegado,  apretado,

Denso, como el aire que se respira

desde que tu decidiste descansar.

 

Alejandro Vázquez

Tags: PERSONALES · POEMAS

8 responses so far ↓

  • 1 Keila // Jan 17, 2009 at 9:46 am

    Buenísimo. Así me siento muchas veces; gracias por ponerle palabras a esos momentos de angustia; mientras Él duerme.

  • 2 Gusmar // Jan 17, 2009 at 10:12 am

    Te estoy aplaudiendo brother!
    Has expresado el sentimiento màs universal del ser humano…
    Gracias.

  • 3 Carolina García // Jan 17, 2009 at 1:19 pm

    Ale, qué delicia. Además con conocimiento de lo que hay detrás de esas letra.
    ¿Podría citar en espejosmaradentro?
    Saludos

  • 4 Alejandro Vazquez // Jan 17, 2009 at 1:54 pm

    Gracias Keila, son de esos momentos de empatía profunda en que la Fe es probada.

  • 5 Alejandro Vazquez // Jan 17, 2009 at 1:55 pm

    Gracias Gusmar, que amabilidad de tu parte. Y nos es tan recurrente.. Un abrazo

  • 6 Alejandro Vazquez // Jan 17, 2009 at 1:58 pm

    Gracias Caro. Es para mi una bendición tu empatía. Desde luego que no se requiere permiso.
    Abrazos

  • 7 Claudia L. // Jan 21, 2009 at 8:33 pm

    Precioso. Gracias.

  • 8 Alejandro Vazquez // Jan 22, 2009 at 4:10 pm

    Un abrazo Claudia

Deja un comentario