La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

Mapas para la Historia Futura de la Iglesia, de Justo L. González, Parte 2

November 23rd, 2008 · 2 Comments

La Nueva Topografía

"Todas estas personas (del Tercer Mundo), entre las cuales me cuento, le plantean al pasado preguntas diferentes de las que se hacían hace cincuenta años. El resulado es un cambio sin precedentes en la topografía de la historia eclesiástica."

"Al mirar hacia el pasado, los historiadores parecían colocarse sobre la cima de una montaña, desde la cual veían otras cimas, todas alineadas en una larga cordillera que se elevaba en el horizonte y culminaba en el punto en el que el historiador mismo se encontraba."

"Lo que habíamos hecho al seguir esa perspectiva orográfica era saltar de montaña en montaña sin sin descender jamás a los valles, de igual modo que una piedra salta y rebota sobre las aguas sin mojarse."

" En cierto sentido esto es inevitable. Por varias razones, las fuentes existentes tienden a reflejar más la vida y pensamientos de las figuras cimeras que la devoción y la vida cotidiana de las masas. Quienes las escribieron fueron en su mayoría eruditos que descollaban por encima de sus contemporáneos. Quienes las copiaron y preservaron fueron monjes que admiraban a sus autores precisamente porque parecían ser figuras cimeras. Lo cotidiano, lo que no parecía extraordinario o particularmente admirable, sencillamente se perdió en la penumbra de los siglos… Luego, por su propia natualeza, tanto en sus fuentes como en quienes se dedican a ella, la historia de la iglesia tiene una inclinación aristocrática inevitable."

"Es en este punto que la presencia en el campo de la historia eclesiástica de personas que representan voces que hasta recientemente no se escuchaban provee una corrección valiosa… como gente procedente del valle, con contactos profundos en él y con una vivencia de sus profundidades, al menos podemos recordar, y recordarles a otros, que hasta los picos más altos se apoyan en los valles, y que es imposible entender un sistema montañoso sin tomar en cuenta los valles sobre los cuales descansa."

"Los cambios resultantes han sido enormes. Mientras en años pasados las fuentes más preciadas para el estudio de la historia eclesiástica eran los escritos de los líderesy los restos arqueológicos de iglesias y catedrales, ahora nos interesamos mucho más que antes en los documentos y otras fuentes que nos permiten entender la vida cotidiana."

"Luego, la nueva topografía de la historia de la iglesia, nos fuerza a examinar de nuevo, no sólo temas como el lugar de la mujer en la vida de la iglesia, el modo en que entendemos la riqueza y la pobreza, y la devoción y práctica cotidana de la fe, sino también algunos de los temas que siempre han sido centrales para la historia de la iglesia."

"Por ultimo, la nueva topográfia de la historia eclesiástica también implica algunos cambios orográficos. Quizá el ejemplo más claro sea el modo en que la nueva topografía de la historia de la iglesia en los Estados Unidos cuestiona la cartografía tradicional de esa historia. Esa cartografía tradicional, que era la que se seguía cuando por primera vez estudié la historia del cristianismo en los Estados Unios, comenzaba en Nueva Inglaterra, y de allí se movía hacia el sur y el oeste."

"Esto muestra que los cambios topográficos llevan también a cambios cartográficos. Cuando son los norteamericanos hispanos quienes cuentan la historia, el oeste cobra una importancia que no tenía cuando la contaban exclusivamente personas de origen anglosajón. De igual manera, cuando la historia la cuentan los norteamericanos de origen africano, es el sur el que cobra prominencia."

Mapas para la Historia Futura de la Iglesia. Dr. Justo L. González. Ediciones Kariós

Tags: ANALISIS · DINAMICA TRANSCULTURAL · HISTORIA · IGLESIA · JUSTO L. GONZÁLEZ · LIBROS

2 responses so far ↓

  • 1 Carolina // Nov 23, 2008 at 3:53 pm

    Qué interesante y sorprendente que un cristiano adopte una postura ante el análisis del pasado histórico como parece proponerlo Justo L. González en estos fragmentos.

    Pienso que habrá que leerlo con más cuidado: ¿Dice “vida cotidiana” como quien retoma la perspectiva teórica de lo que significa para los estructuralistas o marxistas la “vida cotidiana”?. ¿A qué se referirá con “vida cotidiana” cuando habla de la historia eclesiástica?
    Porque en tanto vida cotidiana, no se puede remitirse al pasado con el énfasis puesto en las figuras institucionales y formalidades “eclesiásticas”, “héroes” individuales u hombres en preeminencia, sino justo lo contrario: lo que hace o cree la gente reiteradamente en un sentido de “normalidad” en un tiempo y espacio definido… las situaciones que no parecieran de principio, ser las más brillantes ni célebres del cristianismo. Y como lo ilustra Justo L. G, son el conjunto de prácticas que reproducen y sostienen lo que se puede llevar a cabo por unos cuantos (para los marxistas, sería la relación de poder y en específico, de dominación; quién sabe si también eso lo aborda Justo L. G).
    Alex, me sorprendes. Qué vitalidad para buscar tienes entre tantas ocupaciones y responsabilidades.
    Abrazo fuerte.

  • 2 Alejandro Vazquez // Nov 25, 2008 at 8:24 pm

    Hola querida Caro, un cordial saludo! Te ruego me disculpes, pero desde ayer que respondi a tu comment y no apareció porque lo hice en el plugin de Better Comments y no anda muy bien con Google Crome, por lo que hasta ahora me di cuenta que no apareció.
    Justo Gonzalez nos invita a reflexionar sobre la historia o las historias que hacemos de nuestros pasado de una forma por demás estimulante y también cataclísmica.
    Considero que cuando el habla de ‘la vida cotidiana’ justamente lo hace sobre lo ‘ordinario’, lo que no forma parte de la estructura institucional ni de formalidades escolásticas. Es a aquellos hacia quienes ahora dirige la interlocución para abrir el diálogo de la histoia, pues antes no tenían voz ni presencia en La Historia conocida, por lo menos no con la importancia que al final tienen.
    En ese sentido por eso creo que JL Gzz habla de una ‘Nueva Topografía’ de la historia, donde los valles ahora son levantados. El habla del Tercer Mundo, pero no como un mundo perenemente marginado, sino como el Tercer Mundo, el mundo que sigue, euna perspectiva donde el cristianismo es policéntrico, sin una polaridad en la relación de dominio y poder o infleuncia como hasta ahora es.
    Hay otros matices que aborda en el libro de marras de una forma bastante concisa, por lo que te recomiendo que ojala pudieras conseguirlo.
    Gracias por tu grata presencia y tu amable comentario. Nos esforzamos un poco porque también nos apasiona la historia.
    Continuemosla charla
    Fuertes abrazos

Deja un comentario