La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

Indicios

November 7th, 2008 · 6 Comments

A medida que se desmorona la economía resulta más notorio cada vez la volubilidad del corazón humano y la importancia de lo que el acto de la confianza representa en una sociedad.

Me refiero a que en estos momentos de depresión económica, pocos y muchos de los acuerdos a los que llegamos entre nosotros, sea laborales o de otro tipo se vuelven sumamente volátiles y frágiles. No sólo ello, incluso hay acuerdos debidamente definidos y firmados que se rompen con suma facilidad so pena de llegar a represalias mayores de otro tipo.

Hay bastante gente que está perdiendo el empleo ahora. Y el nivel de confianza en las relaciones se está empezando a desplomar. Sabemos que la confianza es uno de los ingredientes básicos de cualquier sociedad que se precie de serlo, así que a medida que se acreciente la depresión es posible que veamos salir a flote no lo mejor del corazón humano.

Este sentimiento de incertidumbre, de desconfianza parece estar permeando cada vez más a todo mundo. La construcción no es el lugar ideal para ver los mejores atributos de la naturaleza humana, pero esta vez creo que sera más difícil verlo. 

Aquí veremos de que hemos hecho esta sociedad hasta ahora.

"Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos.

"Porque el hombre tampoco conoce su tiempo; como los peces que son presos en la mala red, y como las aves que se enredan en lazo, así son enlazados los hijos de los hombres en el tiempo malo, cuando cae de repente sobre ellos." Eclesiastés 9:11-12

Tags: SOCIEDAD

6 responses so far ↓

  • 1 Claudia // Nov 7, 2008 at 8:12 pm

    Asi es mi estimado. Esta es la realidad que está viviendo nuestra sociedad con tantos anhelos pero muchos desconciertos.

    Nos toca orar más que nunca y poner nuestra mirada en las cosas de arriba. Son estos los tiempo en que el hombre mirará al cielo.

    Saludos

    Clau

  • 2 gusmar // Nov 8, 2008 at 9:37 am

    Interesante analisis, y a mi criterio muy acertado, pienso que en momentos como esos tambièn puede evaluarse nuestro desempeño e influencia como cristianos, y la eficacia en la promociòn de nuestros principios.
    Saludos.

  • 3 Orlando Inagas // Nov 9, 2008 at 11:24 am

    Los sistemas humanos son débiles, sea cuales sean, todos son factibles de fallar en algún momento, máxime cuando son objetos de abuso, especulación y falsificación. Basta ver cuantas empresas gustan de falsear sus datos para parecen algo que no son; y ello no solo suceden a nivel empresarial, sino que mucha gente se maneja así a nivel personal.
    Espejismo, sería una palabra adecuada en estos momentos. Muchos viven un espejismo que golpe duramente la cara cuando es hora de “aterrizar” y hacer frente a la realidad.

    Más vale que pongamos nuestra confianza en el único y verdadero, antes que en cualquier ser humano.

    Un saludo, estimado Alejandro

  • 4 Alejandro Vazquez // Nov 9, 2008 at 12:00 pm

    Claro estimado Orlando,
    La confianza esta puesta en Dios, nadie dijo lo contrario. Espejismos viven otros, los que se cansan y desisten. La realidad nos hace persistentes.
    Mira, dudo bastante que tu no tengas puesta la confianza en tus empleadores o en los que te contratan o a quienes les vendes. Son dos temas diferentes amigo. Es obvio en verdad.
    Un saludo

  • 5 Alejandro Vazquez // Nov 9, 2008 at 9:23 pm

    Hola querida Claudia,
    Sin duda alguna. Es en tiempo de crisis cuando nos percatamos ien de quien somos ante el Creador. Un abrazo

  • 6 Alejandro Vazquez // Nov 9, 2008 at 9:32 pm

    Hola Gusmar, un cordial saludo,
    Cierto, actuar con justicia y ver la justicia actuar en situaciones de crisis es un verdadero lujo. Y no digamos ya con misericordia esa no es fácil de verse ni siquiera ahora.

Deja un comentario