La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

Oasis

July 21st, 2008 · 12 Comments

Este fin de semana estuve con mi querida familia en un bello lugar disfrutando mi cumpleaños. El lugar, espléndido, areas verdes, arboles , una magnífica alberca. Alrededor del lugar era un verdadero desierto. Matorrales secos, arena candente. El lugar era un verdadero oasis en medio de todo.

Cuanto esfuerzo supone mantener este lugar, la intención, la preparación y la dedicación para mantener un lugar así son invaluables.

A veces me pregunto el como lograremos que nuestras niñas se mantengan tan cerca de nosotros toda la vida. Podría darlo todo también por ellas. Esa estrella del deseo especial que me encontró Dara simboliza nuestra petición delante de Dios.

No soy fatalista, pero creo que el mundo avanza y retrocede zigzagueante, dando tumbos y arrastrando todo en un baile sincopado. Creo en la libertad más que en la coerción. En el amor más que en la ley.

Un Oasis, que nuestro hogar sea un oasis al que siempre se pueda volver en medio de los desiertos de la vida.

La Voz en el Desierto

 

 

Tags: MI FAMILIA · PERSONALES · REFLEXION

12 responses so far ↓

  • 1 Gusmar // Jul 22, 2008 at 9:33 am

    Ese es el mejor Oasis, el hogar. Saludos brother.

  • 2 Keila // Jul 22, 2008 at 3:53 pm

    Lindos pensamientos, Alejandro. Tu hogar ya es un oasis, ahora solo disfrútalo y consérvalo puro.

  • 3 Claudia // Jul 22, 2008 at 9:18 pm

    Estimado Alejandro la semilla que dejarás en tus niñas, es y será para siempre la de un amor plantado en tierra firme, en Cristo Jesús, por eso tu hogar siempre será un oasis en medio del desierto.

    Un abrazo, Caludia

  • 4 Isa // Jul 22, 2008 at 11:27 pm

    ¡Hola Alex!, sé que he estado alejada de los blogs, peo aquí estoy de nuevo, y verdaderamente que tu post me conmovió al captar tu sentir. Y qué bueno que anheles eso para tus niñas, y es verdad, el hogar, -no la casa-, que tú y tu esposa están forjando, harán que tus hermosas niñas, siempre deseen regresar, después de estar en el fragor de la batalla, y encontrar el hogar esperándolas.
    El Señor te continue bendiciendo en compañía de toda tu linda familia.
    Y tu post me hizo recordar el anto que dice: “Hogar de mis recuerdos, a ti volver anhelo…”
    Saludos.

  • 5 Brisa // Jul 23, 2008 at 12:28 pm

    “Creo en la libertad más que en la coerción. En el amor más que en la ley.”….que lindas palabras amigo,cuanta verdad encierran.La vida dara vueltas de seguro,pero de seguro tambien ustedes seran un oasis para el corazon de sus hijas.

  • 6 Triple // Jul 23, 2008 at 6:07 pm

    En mis votos matrimoniales, le dije a Insufrible que siempre ánhelaba ser un oasis para él. Cuando nacieron mis hijos ese deseo creció más en mí. Creo que hasta ahora, nuestro hogar ha sido un oasis… y uno de mis mayores deseos es que no sólo lo sea para nuestra familia, sino también para los que nos rodean.

  • 7 Alejandro Vazquez // Jul 25, 2008 at 2:51 pm

    Hola Gusmar un abrazo amigo

  • 8 Alejandro Vazquez // Jul 25, 2008 at 2:53 pm

    Keila, Gracias por tu comentario… Eso queremos, lo disfrutamos anhelamos conservarlo igual
    Abrazos

  • 9 Alejandro Vazquez // Jul 25, 2008 at 2:56 pm

    Hola Claudia, sin duda que es Cristo el que origen de todo… A su tiempo todo germinará
    Abrazos

  • 10 Alejandro Vazquez // Jul 25, 2008 at 3:05 pm

    Hola Isa, si que se te ha extrañado en este mundo blogger!
    Gracias por tus amables palabras.
    Un abrazo

  • 11 Alejandro Vazquez // Jul 25, 2008 at 3:13 pm

    Hola querida pasajera. Gracias por tu comentario y por referirme en tu blog.
    Es verdad, como se puede querer tanto. Podría pasarme las horas viendo lo que hacen mis hijas…
    Todo mundo dice que las niñas siempre son más apegadas al papá, pero creo que no solo de por sí…
    Abrazos

  • 12 Alejandro Vazquez // Jul 25, 2008 at 3:23 pm

    Hola Triple, Magníficas intenciones! Coincidimos plenamente!…
    Aunque creo que el resultado de saber si es un oasis para nuestros hijos nos será dado con el tiempo, ellos nos lo harán notar en su adultez. Por lo pronto nuestras intenciones y oraciones ya son un inicio…

Deja un comentario