La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

El Circo

April 20th, 2008 · 13 Comments

"…pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres.1 Cor 4:9

Ayer llevé a Dara al circo. Nos divertimos como enanos. Dara es muy parecida a mi. Ciertamente parece clonada y tiene unas actitudes que solo el ADN puede explicar, pues hace y dice cosas en las que me veo reflejado cuando niño.

Yo hubiera preferido que en su temperamento se pareciera más a su bella mamá. Quienes la conocen lo saben, Claudia tiene un temperamento extrovertido cautivador. Inmediatamente logra que todos acuerden con ella de buena gana. Es de esas personas que te mantienen con una sonrisa permanente.

En nuestra noche de circo, Dara y yo nos soprendimos de ver los tigres, la jirafa, los dromedarios y camellos. No se explicaba como estaban amaestrados para hacer todos las mismas cosas. Yo tampoco.

Desde luego, lo que mas le (nos) gusto fueron los payasos. Que risa, aunque son casi siempre los mismos sketches no dejan de ser hilarantes. Aunque ya hemos llevado a Dara a varios circos, en realidad este es como si fuera la primera vez, pues no recuerda los anteriores y ahora esta un poquito mas grande.

Un poco pensaba yo en toda esta gente del circo, que andan de aqui para allá, dedicados al 100% a lo que hacen. Viven para ello. ¿No se cansarán de hacer siempre las mismas cosas? ¿De la rutina de vivir siempre entre los caminos de cuidades? ¿Sin raíces?

Es cierto, los cristianos un poco deberíamos vivir con mayor desapego. En cierta forma, la Escritura lo ha dicho, somos peregrinos y extranjeros, representamos muchas facetas en este circo cotidiano. Pero la mayor de ellas, ¿Cuál es? ¿Que es aquello que nos consume y no podemos dejar?

Que valioso es que podamos reconocer que es aquello para lo cual hemos sido creados. Ejercitar nuestros dones, nuestras aptitudes, alineados todos con un propósito específico. Y encima de todo ello, nos consume el deseo de hacerlo, aunque no recibamos paga, ni aplausos, ni respuestas. Lo necesitamos tanto como la vida misma.

Creo que nadie puede decir con precisión para que es que se encuentra aquí. Que es lo que Dios quiere hacer en el o a traves de el. Pero creo que en un momento, específico, parece que nuestro pasado, el cielo y lo que somos se alineran, y por un instante la vida, el cosmos, la historia, nuestra historia, toman sentido, y un rayo de eternidad nos inunda. Nuestros actos tienen destellos de eternidad. Que sean hechos para gloria de Dios.

La Voz en el Desierto

 

 

 

Tags: CRONICAS DE UN PADRE · MI FAMILIA · PERSONALES · REFLEXION · VIDAS

13 responses so far ↓

  • 1 Keila // Apr 21, 2008 at 8:45 am

    ¡Me da tanto gusto tu salida con Dara! Gracias por recordarnos que cada día, en muchas pequeñas acciones, un rayo de eternidad nos inunda. Bien dice la Biblia que Dios puso eternidad en nuestros corazones.

  • 2 Pafio // Apr 21, 2008 at 9:42 am

    Woo gracias por escribir y realmente esta ultima frase me impacto… “Nuestros actos tienen destellos de eternidad. Que sean hechos para gloria de Dios”

    Amenn que sean hechos para su gloria

  • 3 .: Jessie :. // Apr 21, 2008 at 3:47 pm

    Aaaay que bonito compartir con tu hija..y q bonito q sea tu clon jejeje… y que bonito tambien encontrarle a cada situaciòn de nuestra vida una oportunidad de adorar a Dios por su eterna gloria.
    Que bonito es todo jajaja

  • 4 brisa nocturna // Apr 22, 2008 at 9:51 am

    Ay el circo de la vida!…siempre una leccion a aprender verdad?.Gracias por compartir la vicencia amigo pasajero.Eso de los destellos de eternidad en lo que hacemos,me dejo pensando.

    Muchos saludos y un beso a Dara la clon 🙂

  • 5 GUSMAR SOSA // Apr 22, 2008 at 1:18 pm

    Oh si mi brother, estamos de pasadita`por acá. Y el espectaulo aun no termina, pero cierto es que en cualquier momento nuestra historia tendrá sentido. Tu post me a dejado un sabor de melancolía en mi corazón. Saudos y bendiciones

  • 6 Triple // Apr 22, 2008 at 3:06 pm

    Me cautiva cuando los padres comparten tiempo con sus hijas. Me cautiva cuando las hijas son clones de sus padres… ¿será que sucede lo mismo en casa?

  • 7 Alejandro Vazquez // Apr 24, 2008 at 3:50 pm

    Hola Keila, Gracias por tu comentario, ese pasaje de eclesiastés que mencionas siempre me ha cautivado también.

    Hola Patricia, Gracias por tu comentario. Ya te visite en tu interesante blog y te deje un saludo

    Jessie! Sin duda que toodo es muy bonito, jajaja!

    Hola pasajera! circos los que hacemos para sacar para comer, jajaja

    Hola Triple, Se que conoces perfectamente este tema de las hijas clones de papá. Es una singular complicidad. Saludos!

  • 8 Monja // Apr 25, 2008 at 5:30 pm

    Sin raíces

  • 9 Alejandro Vazquez // Apr 25, 2008 at 6:06 pm

    ¿Sin raíces?

  • 10 Claudia // Apr 25, 2008 at 10:56 pm

    Cierto, conmovedor (que casi me has hecho llorar!), pero muy inspirador. Gracias! Fue uno de mis regalos hoy. Atte. Tarde, pero segura.

  • 11 Alejandro Vazquez // Apr 26, 2008 at 7:23 am

    Hola Gusmar, Saludos,
    Que guapos niños tienes. Seguro sabes a que me refiero con las salidas a paseo, y de los hijos clonados (el más grande se viste como tu) 🙂
    Un abrazo

  • 12 Isa // Apr 26, 2008 at 12:15 pm

    ¡Ay! corriendo y llegando tarde, pero me pusiste a pensar, y sí es cierto, hay que saber cuál es el papel que nos corresponde en este gran circo. ¿Soy un payasito?, ¿un equilibrista? ó ¿sólo cobro los boletos de la entrada?, bueno, para el Señor nada es grande ni chico, para Él todo es servicio. Lindo que hayas convivido con tu hija. Recuerdos para el mañana de ambos.
    Bendiciones!!

  • 13 El Circo | La Voz en el Desierto // Jan 29, 2009 at 8:49 am

    […] 20 de Abril de 2008 […]

Deja un comentario