La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

¿Porqué es Malo, Papá?

December 5th, 2007 · 10 Comments

CRÓNICAS DE UN PADRE EN VÍAS DE DESARROLLO Y SU TRÁGICA LUCHA DIARIA EN LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD DE SUS TRES HIJAS, Y UN BEBÉ MÁS EN CAMINO.

CRÓNICA N° 4

¿Y Porqué es malo, papá? Me preguntó Dara mientras le contaba el cuento de una pequeña aula de clases -que es similar a su escuela- en dónde diferentes cachorritos de diferentes tipos de animalitos estudian también el kindergarden. En el cuento, que le invento casi cada noche para poder dormirla -es casi un reality show pues todos los días quiere que le cuente la continuación del día de clases anterior-, hay un lobito que es el típico travieso de la clase, que se la pasa realizando desmanes que una pequeña minina, la Gatita Patty -el alter ego de Dara, ella le puso el nombre pues le gusta mucho- resuelve siempre de una manera feliz.

¿Y porque es malo aquel que es malo? Buena pregunta, difícil respuesta. En un mundo maniqueísta, el mal no necesita una explicación, esta mal porque esta mal, es malo porque es malo. Al participar de una manera directa en la construcción de la cosmovisión de mi pequeña Dara reflexioné profundamente acerca de si era necesario explicarle que el mal tiene un origen. A fin de cuentas a mí nunca me dijeron nada de la existencia del mal, es mas ni siquiera me contaron cuentos.

En todos los cuentos que existen para niños, el porque de la maldad y los malos no se explica: Caperucita Roja es buena, el Lobo es Malo, pero no sabemos porque lo es y si tiene razones para serlo. En el cuento de la Cenicienta, ella es buena y hermosa, pero su madrastra y hermanastras son terriblemente malas y ademas feas -como si esto tuviera una relación en sí mismo-, sin embargo, no se nos permite siquiera tener un atisbo del porque de tanta maldad y odio. En los cuentos, tanto los buenos como los malos, no tienen grietas, ni matices, son totalmente buenos y absolutamente malos, nada más alejado de la realidad cotidiana.

Los Cuentos de Hadas, es de todos conocido -eso creo-, han cumplido a lo largo de los siglos un papel sumamente importante en la conformación de la percepción de la realidad que el niño puede llegar a tener, como toda tradición oral, de algún modo intenta, y logra en cierta medida, preservar los valores y principios subyacientes básicos que dan forma y rigen una sociedad. Para los adultos la tradición oral estaba compuesta por mitos antigüos, leyendas y testimonios diversos que poblaban un mundo mas allá del cotidiano, en dónde ellos podían proyectar su temores y sus anhelos más profundos, y desde luego, las preguntas y las respuestas más básicas con las que conformaban su identidad personal y su identidad grupal o comunitaria.

También de los Cuentos de Hadas el niño puede llegar a obtener información suficiente para comprender algunos de los roles que puede llegar a ejercer en su entorno inmediato, como una anticipación de su integración a la sociedad adulta la cuál en cierta medida guarda gran paralelo a la realidad existente.

También, como muchos otros han descubierto, los Cuentos de Hadas contienen ingredientes símbólicos que retroalimentan los anhelos inconscientes más íntimos y profundos que una persona puede tener, y como tal, que una sociedad en su conjunto también anhela. Estos elementos simbólicos, son en realidad arquetipos -los cuáles identificó inicialmente en sus estudios de psicología profunda Carl Jung- son residuos de una especie de memoria colectiva a los cuales cualquier individuo y la sociedad en sí tiende a proseguir, incluso la mayoría contienen valores y símbolos de orden esotérico (interior), aunque en sus elementos mas conocidos y quizá sencillos podemos mencionar : El anhelo profundo e infantil de cualquier niña -y no sólo las niñas- de encontrar un príncipe azul que las rescate de a forma de vida que tienen, las despose y sean felices para siempre -bien, cualquier similitud con Cristo y su novia la Iglesia con gusto la dialogaremos en otro posteo sobre el tema-. También cuantos niños no sueñan con ser ese príncipe que vence al temible dragón y a ejércitos de hombres malos por amor a la princesa a la cual rescata con gran valentía.

Hay muchos otros arquetipos que incluso pueden subyacer en los elementos que identifican naciones y pueblos y que de algún modo se preservan hasta nuestros días y nos demos cuenta o no tienen también significado para la sociedad en la cual vivimos. Este tema lo trataremos desde otra perspectiva en otra ocasión.

Para el caso que nos ocupa, lo valioso para mí era el decidir si era necesario explicar el origen de la maldad de uno de los personajes del cuento para dormir. Al estilo de la sociedad modernista, en la cual fuimos criados, el mal y la maldad no tienen ni merecen una explicación. Hay gente buena, y hay gente mala, los buenos merecen recompensas y los malos merecen castigos y el aborrecimiento de los buenos.

Maravillosamente en la Escritura podemos encontrar que no se ocultan las fallas de los buenos se les presenta tan humanos, con grietas, matices y acciones tan volubles muy lejanas de la bondad y rectitud que superan incluso nuestra comprensión, por otro lado los malos tienen elementos de contraste diferenciados, de modo que podemos encontrar la buenos actuando con maldad, y malos que no lo son tanto, o que por lo menos hay razones que explican el porque de su accionar tan adverso; tal como el mundo real es, con matices y contrastes graduales en un espectro amplio entre dos polos en perenne tensión.

Con esto no quiero ser malinterpretado y hacer aparecer un relativismo moral en donde no lo hay. Mas bien, el corolario es que puedo reflejar en mis cuentos un mundo mas humano, coloreado por las acciones y actitudes del bueno que lo es a pesar de las adversidades y a veces a causa de las recompensas, y de un malo que aunque tiene razones que explican su actuar ineludiblemente sufrirá las consecuencias de sus actos, aunque tiene la opción de la redención tanto como el bueno. Como todos nosotros, de los cuáles la Escritura dice que no hay ninguno bueno, ni uno solo, necesitan un redentor que les rescate sólo por Gracia sin mértios personales ¿Porqué es Malo?, es ‘porque no conoce a Dios’ según palabras textuales y sintéticas de mi pequeña Dara.

Alejandro Vázquez

Tags: CRONICAS DE UN PADRE · PSICOLOGIA · REFLEXION · SOCIEDAD

10 responses so far ↓

  • 1 Isa // Dec 6, 2007 at 2:25 am

    ¡Muy bien papi! adelante con tu hermosa labor. Los niños son así: sencillos, sin doblez, no necesitan tanta explicación, sólo te observan y siguen tu ejemplo.
    Bendiciones.

  • 2 Alejandro Vazquez // Dec 6, 2007 at 9:50 am

    Hola Isa, Saludos! Como siempre agradezco mucho la amabilidad de tu valioso comentario!
    Bien, estoy convencido que finalmente nuestros hijos serán en gran medida un reflejo o una consecuencia de quien somos y nuestros actos.
    Sin embargo, más allá de ello, también creo que las nuevas generaciones no harán las cosas por repetición -o ‘porque así es’- tal como nosotros fuimos educados. O mejor dicho, no tenemos porque formarlos del modo un tanto distante y quizá autoritario como las generaciones precedentes lo hicieron con nosotros, en dónde en el mejor de los casos el rol infantil era meramente pasivo y en el peor de ellos el niño era poco más que un humano en estado larvario en donde su papel correspondiente era guardar silencio, escuchar y obedecer. Sus preguntas y opiniones no tenían porque ser escuchadas, menos respondidas.
    Debe haber una mayor dinámica al interior de la familia, el niño la necesita, el mundo de hoy (no hablo del mundo como algo pagano) lo demanda.
    No creo que debe haber rompimientos generacionales en el seno familiar, sin embargo los hubo, los esta habiendo y los habrá sino conformamos una mayor dinámica de comunicación entre los hijos y los padres.
    Lo que ayer funciono en cierta forma no necesariamente funcionara hoy, no todo se debe echar por la borda, finalmente nosotros aquí estamos y bien, pero no todos lo están, y lo que es más nosotros mismos conocemos de que adoleció nuestra formación en nuestro seno familiar, no debemos idealizarlo. Eso es lo que hay que mejorar o cambiar si es necesario.
    Aún así estoy convencido que el amor profundo por cada uno de nuestros hijos, expresado de una manera abierta y clara matizará cualquier omisión u exageración en la formación que les damos.
    Bendiciones y Gracias!

  • 3 Keila // Dec 6, 2007 at 2:13 pm

    Uy, todo un tema el que estás tratando: el de los cuentos de hadas. Yo solo repito una frase que siempre me ha gustado: la ficción le da sentido a la realidad. La vida no es como la ficción -eso todo lo sabemos. Más bien la trata de explicar, y creo que eso hace un cuento de hadas.
    Sé que hay mil teorías de si son buenos o malos, yo solo sé que los disfruto, me gustan y los escribo. ¡Saludos! Cuando salga, le mando a Dara los cuentos de animales.

  • 4 .:Jessie:. // Dec 6, 2007 at 4:00 pm

    Ahora si que ni muy muy ni tan tan… Creo q efectivamente lo más fantástico de los cuentos de hadas es que engloban la mayor utopía de todas “lo malo todo malo y lo bueno todo bueno” que como bien apuntas hasta el Señor dijo que ser todo bueno no se puede.
    Bueno, pecando de salirme de tu tema, mientras leia, me encontré pensando en cómo los cuentos de hoy, las películas, etc. para el público infantil aun dentro de su “fantasía” cada vez son más descarados en enseñar las realidades espirituales tal como son. Antes había que pensarle y rascarle hondo para encontrar el trasfondo espiritual, pero ahora llevan el mensaje más claro, como por ejemplo Narnia, donde vemos claramente que refleja (si ya se q esa película fue escrita por cristiano) peropor ejemplo la última película de harry potter muestra en una escena entre líneas la lucha espiritual entre el bien y el mal… y definitivamente los niños son sensibles a esto.
    Y respecto al comentario posterior… no solo los niños dejaron su estado larvario para ser más activos y despiertos… de hecho todo es ahora más exagerado y definitivamente lo viejo ya no cuadra muy bien con lo nuevo… o no es verdad que las profecías que escuchabamos antes sobre el avivamiento en la iglesia lo estamos viviendo hoy?.. lo que leíamos en los libros de manifestacíones del espíritu Santo ahora son más comunes?? Los tiempos se aceleran en el mundo de hoy .. el que se ve y el que no se ve…
    Me atrapó tu post desde el comienzo… enhorabuena!!
    Bendiciones!!!

  • 5 Alejandro Vazquez // Dec 7, 2007 at 7:26 pm

    Hola Keila! Gracias por tu comentario.
    Es cierto, la ficción generalmente contiene elementos simbólicos que son de gran ayuda para interpretar situaciones de la realidad de una manera más simple.
    Quizá sea una de sus mayores propósitos además de ser tan disfrutables.
    Sin duda muchos opinan, he leído de ello, que los Cuentos de Hadas son ‘Malos’, bien, pues no son precisamente una Clase de Escuela Biblica de Verano, pero si las revisamos dentro del contexto en que fueron escritos, considero que tienen mucha riqueza, y mensajes sumamente apegados a los principios escriturales.
    Tu los escribes y lo haces de maravilla, estoy seguro que a Dara le enctará tu libro de Zoo-rprendente!
    Un abrazo!

  • 6 Alejandro Vazquez // Dec 7, 2007 at 8:00 pm

    Hola Jessie, Gracias por tu visita y comentario!
    Sí, un mundo utópico en dónde existe una clara definición de lo Bueno y lo Malo es sencillo de comprender para los niños.
    Sin duda que Narnia para su generación y Potter para esta generación se convertirán en los ‘Cuentos’ por excelencia, o mucho más.
    Considero que Narnia fue escrito todavía con mayor arte literario para provocar reflexiones profundas, de Potter considero que finalmente se convirtió en un juego mercadotécnico -he leído 6 de Narnia y 3 de Potter-.
    Sin duda que ambos han tocado en elementos sensibles de la psique infantil y juvenil lo que ha provocado los desproporcionados efectos -como condicionados- que conocemos.
    Esos son los ingredientes simbólicos que contienen los cuentos a los que aludí un poco.
    La verdad Potter me parece una deliberada promoción masiva al Ocultismo, es moda.
    Aunque no soy de los creyentes que se lanzan por la ventana por ello.
    Los niños de hoy? Uff, hacen preguntas que a mí no se me ocurrieron muchos años despues!
    También creo que la Iglesia se encuentra en un momento coyuntural, en términos numéricos el de mayor expansión desde su origen. A causa de la masificación creo que hay elementos que estamos dejando en el camino, algunos que bien que así sea, otros no tanto, pero eso es parte de la vitalidad y dinamismo de la iglesia de hoy.
    Gracias por tu visita, aquí tienes tu blog de confianza.
    Saludos!

  • 7 Betty // Dec 9, 2007 at 12:38 am

    Amigo pasajero,que buen punto!!, y bien por Dara y su inquietud de querer saber motivos y respuestas a sus porques.
    Cuando crecemos con la idea de que hay solo buenos y malos categoricamente sin opcion a ninguna explicacion, nos enfrentamos a un tremenda confusion con descubrimos la verdad biblica que mencionas ;”no hay bueno,ni aun uno,TODOS se descarriaron”,entonces todos somos malos,no hay nadie bueno?,de ahi la importancia de aun desde temprana edad ir comprendiendo nuestra condicion humana como pecadores y la esperanza de vivir una vida agradable a El mediante su gracia .

    Adelante papa-maestro!!

    Saludos cordiales 🙂

  • 8 Claudia // Dec 11, 2007 at 10:09 am

    Muy interesante este post. Saludos de una tía cuanta cuentos.

  • 9 Alejandro Vazquez // Dec 12, 2007 at 9:38 am

    Pasajera de al lado, gracias por tu comment,
    Sí, los cristianos de hoy tendemos a pintar de rosa todo lo que hacemos.
    Si lees cualquier biografía hecha por cristianos de cualquier lider, misionero o evangelista todos y cada uno son el epítome de la perfección y la ecuanimidad. Hablar de sus fallas era como ‘patearnos nosotros solos’ y manchar el evangelio.
    Sin embargo, yo no veo en ninguna parte de la Escritura que las debilidades o fallas de los creyentes sean ocultas o matizadas, mas bien son claramente expuestas.
    Hasta hace algún tiempo yo también pensaba así, pero no podemos falsear nuestra humanidad.
    Tampoco se trata de instalar una campaña de denuncia de las fallas del otro, simplemente no tenemos porque ‘proteger’ el evangelio ocultando la realidad, así no se defiende la fe.
    Y por otro presentaremos un evangelio en donde los otros creyentes, tan debiles y fuertes, como nosotros puedan empatizar y solidarizarse.
    Saludos!

  • 10 Alejandro Vazquez // Dec 12, 2007 at 9:41 am

    Hola Claudia, gracias por tu comment!
    A poco no se disfrutan esos momentos!
    Saludos

Deja un comentario