La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

MONSTRUOS ENTRE LAS SOMBRAS

October 12th, 2007 · 11 Comments

CRÓNICAS DE UN PADRE EN VÍAS DE DESARROLLO Y SU TRÁGICA LUCHA DIARIA EN LA BUSQUEDA DE LA FELICIDAD DE SUS TRES HIJAS Y UN BEBE MAS EN CAMINO.

CRÓNICA N° 03

… No temerás al terror nocturno… Salmo 91:5

Dara Alejandra¿Cuantas veces de niño padeciste por el terror nocturno? Acaso no era suficiente cubrir tu cabeza con la tela de tu cobertor para protegerte de lo que creías se escondía en la inescrutable oscuridad. ¿Fue una pesadilla para ti cruzar una habitación a oscuras y tratar de encender la luz palpando la pared, intentando ver hacia el vacío?

Otra vez Dara, mi hija de 4 años, de un tiempo para acá ha ido creciendo en ella el temor a la oscuridad. Cuando era más pequeña podía atravesar toda la casa con la luz apagada y sin inmutarse. Solo bastó que interactuara con algunas de su primitas para que le transmitieran no se que ideas que se le han enraizado de manera profunda. Eso lo pude notar en una de las pláticas infantiles que mantenían casi en voz baja.

Hace un par de días, mientras estaba trabajando en mi recamara, llegó llorando quedamente y asustada. No le entendí lo que decía pues hablaba con vaguedad. Finalmente entendí que decía que había alguien mas en su cuarto y se había asustado. Desde luego, la cargue en mis brazos y fui con ella a su habitación, donde duerme con las gemelas. Me explicó que había despertado porque escuchaba que alguien caminaba junto a su cama y pensó que era mamá, pero nadie le respondió. Así que salió de la habitación como pudo, para avisarnos.Ore con ella y por ella, encendí una pequeña lámpara y le explique que en la habitación no había nada que ella debiera temer. Me acosté a su lado y la deje sola después de que quedo plácidamente dormida.

No se que pensarás, pero ese tipo de temor, o terror nocturno es tan común, aún en nuestros tiempos. Es obvio reconocer que desde tiempos bíblicos se creía en fenómenos de tal naturaleza, tanto que, por ejemplo en el salmo 91, se le coloca junto con el temor a padecer enfermedad, a sufrir alguna situación especialmente difícil, o aún junto al temor a la misma muerte. En Mateo 14:26 vemo que los discípulos sufrieron una clase de temor al ver a Jesus sobre las aguas, tanto que pensaron era un fantasma, todavía mas, en Lucas 24:37 podemos ver que los mismos discípulos tuvieron también temor cuando vieron a Jesús resucitado pues pensaban que era su espíritu.

Aunque creo en el mundo espiritual, creo que el origen del temor de mi niña es principalmente debido a la sugestión y a la influencia de los otros niños. Pues nunca antes había sufrido episodios de este tipo. Y tampoco creo que ‘El Chanclas’ -forma bastante coloquial usada por acá al decir de Satanás- tenga el tiempo suficiente para dejar sus diabólicos quehaceres para venir a intimidar a mi pequeña nena.

De niño yo sufrí bastantes episodios extraños a este respecto, creo que la mayoría eran definidamente debido a la autosugestión, aunque he de confesar que eventualmente me ocurrieron algunas cosas que no pude explicar racionalmente hasta hoy. Autosugestión porque ya saben, cuando uno es niño, este tipo de historias nos atraen como las abejas a la miel. Cuando en alguna ocasión visitamos los pueblos de donde venía mi padre, cada noche los ancianos de ahí nos contaban a la luz de la luna, infinidad de historias cuál mas terrible que la anterior. O cuando mi hermana Rosy iba a ver alguna película nos contaba y nos tenía de una pieza con las historias.

México es un país que tiene cualquier cantidad de leyendas rurales y urbanas que se repiten casi hasta el infinito con diferentes formas, lugares y matices pero que tienen cierta regularidad común y se transmiten por tradición oral a lo largo y ancho del país. La historia de ‘La Llorona’, por ejemplo, la mujer que se supone liquidó a sus hijos antes de suicidarse es sumamente antigüa y por lo que se sabe tiene origen prehispánico. Se supone que su espíritu vaga por las noches llorando por sus hijos perdidos. También son comunes las narraciones acerca de los fuegos fatuos que indican el lugar en donde se encuentran tesoros muy antigüos, mi padre mismo me contaba de un episodio que vivió el de esta naturaleza. Mi madre, Doña Magda, nos contaba acerca de que se le aparecía una mujer de negro, y de rostro lánguido, que se decía era la muerte. Así las cosas, es lógico entender que todo este aluvión de fenómenos casi arquetípicos, y que ya forman parte del inconsciente colectivo del ‘México Profundo’ termina, de alguna manera, de permear las actitudes de muchos adultos, y en consecuencia también de nuestros pequeños.

Muy bien, Volviendo al mundo de los vivos, les diré que ciertamente la Escritura nos da la confianza de que al atravesar por este tipo de episodios, seguramente falsos en su gran mayoría, es posible descansar en que nada acontecerá. Si en la Escritura viene a manera de promesa, quiere decir que había una necesidad patente por una solución de lo alto al respecto.

Mientras tanto, procuraré evitar que en la medida de lo posible, mi pequeña Dara no reciba tal cantidad de historias, cuentos y leyendas que son tan comunes en estos lugares. No le aportan absolutamente nada y si la ponen en una situación de sugestión indeseable e innecesaria. Cual es tu experiencia con tus hijos? Como manejaste o has manejado estas situaciones? He visto a padres que en lugar de darles mas confianza les inyectan mas temor? O los amenazan con corrección si no se duermen a pesar del temor?

Como siempre, continuo contandole historias bíblicas y cuentos por la noche y orando antes de dormir, cuando puedo o me toca, porque Claudia hace lo mismo, y espero que estas situaciones sean temporales para tranquiliad de ella, con la ayuda de Dios. Hace poco Dara me pidió que le contara acerca de una boda (la boda del gatito precioso de mi cuento), porque las bodas le gustan mucho! Vaya, ciertamente necesitaré mas sabiduría de lo alto, pues nuestros pequeños avanzan a un ritmo mas frenético que cuando eramos niños y el entorno en que se desenvuelven hoy es más aleatorio que cuando nuestra infancia… Pero esa es otra historia…!

Alejandro Vázquez

Tags: CRONICAS DE UN PADRE · MI FAMILIA · PERSONALES · REFLEXION

11 responses so far ↓

  • 1 Keila // Oct 12, 2007 at 3:17 pm

    ¡Hola! Tocas un tema de terror, je, je. Yo sufrí mucho de pequeña porque era muy miedosa. Mi mamá me compró una lamparita (que casi ni iluminaba), pero a mí me bastaba para ya no sufrir. Sin embargo, debo confesar que estos miedos trajeron en mi vida un fruto hermoso: gracias a ellos, un día le dije a mi mamá: “Ya no puedo más, necesito a Jesús en mi corazón”.

    No puedo decir que desde entonces nunca tuve miedo, pero creo que fue un momento especial para mi mamá, y para mí ni se diga.

    No hay recetas en esto de los hijos. Yo creo que tú como padre conoces a Dara y sabrás cómo irla guiando. Quizá unos buenos cuentos antes de dormir o leer la Biblia (hay un nuevo producto de Tyndale muy lindo a la venta) ayudará.

    ¡Saludos!

  • 2 Betty // Oct 13, 2007 at 4:11 am

    Hola Papa-Pasajero 🙂

    Ay esos temores nocturnos de la infancia,( y porque no,de adultos tambien)!!. Si creo que las historias y mitos comunes de nuestras culturas hispanas ayudan mucho a que uno como niño sienta ese miedo de las famosas criaturas que asustan en la noche ( el coco,el viejo con saco..etc, al menos en mi pais ).Ya recuerdo a mi papa a medianoche corriendo a orar con mi hermana y conmigo,durante esas noches de “terrores nocturnos”,fueron nuestras primeras clases y lecciones en voz baja sobre la oracion y del el angel del Señor que acampa alrededor del que le teme,ya fueran mis padres o mi siempre presente abuelita.

    Bueno amigo Pasajero,que Dios te siga guiando en ese viaje de ser papa 🙂

    Un saludo fraternal!!

  • 3 Isa // Oct 13, 2007 at 8:52 am

    Dicen que los hijos son como los dedos de la mano, ¡ninguno se parece a otro! y para cualquier padre creyente, lo primordial es engrendar en el hijo la confianza que se puede depositar en el Señor. Y de la manera que tú le compartas estas enseñanzas, le estarás preparando para en el futuro enfrentar los “terrores nocturnos” de su edad adulta.
    Aunque tú no lo creas, “el Chanclas”, je,je, sí está muy interesado en los niños, especialmente en aquellos cuyos padres están plenamente consagrados, viviendo la vida como a Dios le agrada, ¡porque se lo van a enseñar a sus hijos!, ja,ja,ja.
    Pero no es cosa de alarmarse para pensar que a mi hijo(a) es uno de ellos, aquí es donde debemos enseñarles como padres, la manera de contrarrestar al enemigo. Claro que primero hay que ir, como lo hace el médico, desechando posibles causas, hasta llegar al diagnóstico final. Quizá dejando una lucesita prendida, ó quizá leyendo antes de acostarse alguna lectura bíblica, orando siempre con ellos, no sé, aquí es como padres que debemos de clamar al Señor por sabiduría para conducir a nuestros pequeños,porque lo que es con uno, no lo es con otro, aunque sean hijos de los mismos padres; sin hacer más grande de lo que debiera ser, pero sin quitarle la importancia a lo que se le deba de dar. ¡Ay! nada fácil, pero el Señor nos dijo: ¡Clama a mí y yo te responderé…!
    Verás como poco a poco la calma volverá a tu corazón de padre y tú mismo hallarás la solución. ¡Wow! quien diga que ser padre es sencillo, es porque ¡jamás lo ha sido!
    Bendiciones para toda ti y tu linda familia, ese es mi deseo. Creo que por decir algo, no dije nada ¡sigh!(suspiro), no problem! el Señor es nuestro Ayudador.

  • 4 Alejandro Vazquez // Oct 13, 2007 at 5:45 pm

    Hola Keila!
    Sin duda que el terror nocturno infantil es bastante generalizado y muchos lo padecimos de diferentes modos, no digo que todos.
    He tratado de recordar de donde empece a tener este tipo de situaciones para ver si trato de halla una forma de empatizar mas con Dara pero no he podido. Saludos!

  • 5 Alejandro Vazquez // Oct 13, 2007 at 5:57 pm

    Hola Pasajera! Aunque no son deseables este tipo de situaciones de temor -tampoco son la peor cosa de nuestra vida- tambien nos otorga, la oportunidad como padres de presentarnos como protectores, dispuestos y amorosos, sin duda ingredientes valiosísimos de lo que llamamos hogar.
    No deseo ser malinterpretado, ojala que no ocurrieran estas experiencias, pero a pesar de ellas, con la ayuda de Dios, pueden incluso enriquecer o acentuar la percepcion que nuestros hijos tienen de nosotros, los padres.
    Atte
    El espanta-cocos…

  • 6 Alejandro Vazquez // Oct 14, 2007 at 10:39 pm

    Hola Isa!
    Muchas gracias por tus amables consejos.
    Tienes razón, Es una sorpresa como cada uno de nuestros hijos tienen temperamentos tan diferentes y bien definidos desde pequeños.
    Y como para cada quien hay una dosis apropiada de atención, cuidado y demás.
    Gracias!

  • 7 MARIANNY // Oct 9, 2008 at 3:29 pm

    HOLA BUENAS TARDES, QUISIERA COMENTARLES ALGO QUE ME PASA ACTUALMENTE CON MI BEBE DE APENAS 3 AÑOS DE EDAD, EL EN EL DIA ES SUPER TRANQUILO PERO APENAS LLEGA LA NOCHE SE DESPIERTA LLORANDO DICIENDO QUE HAY COSAS EN SU CAMA, EN EL PISO Y HASTA TIEMBLA DEL MIEDO, NO SE A QUE SE DEBEN ESAS REACCIONES YA QUE MI BEBE ES DEMASIADO TRANQUILO Y SI EL NO DUERME EN EL DIA LO HACIA EN LA TARDE DESDE LAS 6 O 7 HASTA LAS 5:30 DE LA MAÑANA, ESTO CAMBIO DE HACE 4 DIAS PARA ACA Y DE VERDAD NO SE QUE HACER, ME RECOMENDARON ABRIRLE EL SALMO 91 EN LA HABITACION Y EL MISMO REZARLO TODAS LAS NOCHES TENGO FE QUE SI ME FUNCIONE YA QUE ES UNA LECTURA MUY LINDA.
    SALUDOS CHAITO …..SOY DE VENEZUELA

  • 8 Blanca Elena // Oct 9, 2008 at 10:26 pm

    Creo que en el proceso de aprendizaje tenemos que concentrarnos en un punto, hay eventos que sólo se aprenden con repetición y más repetición… (no hay manera de memorizar las tablas de multiplicar más que multiplicando mucho).
    Para manejar el miedo en la Biblia nos ordena muchas veces “no temas”, de modo que me sugiere un aprendizaje con base en repeticiones. No importa si ya lo hiciste una noche hazlo las veces que sean necesarias, además de que aprendera la perseverancia, sabra que desde mucho tiempo atras a otros les ha pasado lo mismo y como lo han vencido.
    Cuéntale como hasta Nuestro Señor Jesucristo fue tentado por el mismo Satanás, pero lo principal es la enseñanza de cómo se defendió contestando con la misma Palabra ya dada.
    Jesucristo nos dice que Él nos va a decir a quien debemos temer: …a aquel que puede enviarnos al fuego. De modo que debemos educar en ese sentido a nuestros hijos, pero no sin darle las herramientas para vencerlo en el Nombre de quien ya lo venció por nosotros. Le ayudaría a saber que puede decidir (ejercer su libre alvedríao) obedecer y “no temer”
    Con mi hijo preadolescente es enseñarle a reconocer que es lo que ha dejado entrar por sus ojos y sus oídos que le roban la paz, pedir perdón por dejarlo entrar en su corazón que es el sitio donde sólo debe tener guardada la palabra de Dios en la medida de sus posibilidades.
    Bueno es lo que yo hago y se que algún dia sera un valeroso hijo confiado en Dios mientras seguire leyendo cuentos para él…

  • 9 Blanca Elena // Oct 9, 2008 at 10:33 pm

    Marianny: Creo que ayudaría a tu bebé el que pongas alabanzas en su recamará para dormir ninguna hueste tolera la alabanza para Dios simplemente se aleja no soportan un lugar donde ¡Dios es exhaltado! y la música de adoración es tan hermosa que es imposible no sentir paz, aún siendo muy pequeño, nuestro espíritu esta dispuesto.
    DTB

  • 10 Alejandro Vazquez // Oct 11, 2008 at 8:57 pm

    Hola Marianny, un cordial saludo.
    Sería importante investigar que pasó hace 4 días que esta afectando tanto su conducta. Quizá tuvo una pesadilla muy vívida. Como comentaba en el post, a veces otros niños, hermanitos, primos, vecinos, sugestionan a otros con sus propios temores.
    Haces lo correcto al leerle la Biblia y orar con el, clao que eso funciona.
    Coincido con Blanca Elena en ponerle música espiritual, que en el entorno cristiano se le llama de Adoración, que sirva para prepararle un ambiente más agradable antes de dormir.
    Bendiciones

  • 11 nicolas // Jun 14, 2009 at 8:34 pm

    no se que creen ustedes pero esto es mas serio de la que dicen. yo tengo 18 años y tengo terrorres nocturnos que me quiero sacar. no piensen que son simples pesadillas, no temo a la oscuridad de ninguna forma y podria desir que me siento tranquilo en ella pero he pasado noches enteras mirando por la ventana incapas de dormir temeroso de que al acostarme los sueños regresen. encaro esto como una persona madura y no molesto a nadie pero estudio y trabajo, y nesecito dormir. Otra cosa, recuerdo cada detalle del sueño y quizas pueda explicar mejor que un nene chiquito que se siente, si les interesa o tienen algun consejo les dejo mi mail dni35407971@hotmail.com

Deja un comentario