La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

MI VIDA EN UNA CAJA…. Nota N° 03

June 12th, 2007 · 2 Comments

Me casé con Claudia en 1999, y desde entonces soy más feliz… Al dejar la casa de mis padres -Don David y Doña Magda- no pude traerme todas las cosas que había juntado con los años.

De vez en vez, cuando les visitaba, me cargaba un libro, un casette de antaño, una foto vieja… y lo traía a casa. Hace un par de semanas mi hermana Myrna optó por juntar de una vez todas mis cosas y guardarlas para llevar… desde luego con la mejor de las intenciones.

Todo cabe en una caja, y en una bolsa negra para basura. Cartas, tarjetas, apuntes de mis clases en el seminario, de la universidad… todo… viejo, como mis recuerdos… Ayer, antes de salir de la casa de mamá leí una carta de una amiga, Vero, que me escribió en 1990 cuando me mudé a Torreón para estudiar en el colegio bíblico. Fuí ingrato pues nunca la respondí… Sobrá decir que no preservo su amistad.

Tantas cosas que fueron importantes, ahora en el fondo de una vieja caja. Cuán gratos recuerdos, grandes tesoros y grandes ilusiones, algunas cumplidas y otras olvidadas. En retrospectiva, casi parece que el azar me trajó hasta aquí. Pude haber tomado una decisión diferente y sin embargo, todo parece tan congruente…

Solo la inescrutable sabiduría de Dios me ha guiado, y no digo que no haya tomado mis decisiones o que Dios sea responsable de mi vida. Sino que en gran medida pude haber echado las cosas a perder, pero Dio me preservó.

Como cuando con un coraje digno de Leónidas el Espartano, me sumergí innecesariamente en la profundidad de un silo de 12 mts de profundidad con nivel fréatico (un río subterráneo) para realizar una maniobra de trabajo. Un descuido, una descarga eléctrica y un corto circuíto de 4 bombas de 440v y mi baja resistencia por la humedad sacudieron mi corazón y mi vida. Parecía estar muerto, pero Dios me guardó.

Aún no sé porque lo hizo, sus planes para mí siguen siendo como el camino de migajas, un paso por vez. Y aunque yo aún tengo grandes expectativas y planes, espero agradarle en mis decisiones. Yo no soy de los creyentes que buscan la ‘voluntad’ de Dios hasta para estornudar, yo creo que El desea que como creyentes maduros sepamos tomar las mejores decisiones y que estás resulten al final dentro de Su agrado y voluntad, por decisión propia y no como autómatas, sino ¿en dónde quedaría el libre albedrío?

Así entonces es valioso que como creyentes alcemos la mirada y tengamos grandes expectativas y que en ellas podamos cumplir el propósito de nuestra vida y el agrado de la voluntad perfecta de Dios.

Al final, lo que queda de nosotros son nuestras obras y su memoria. Lo demás aún cabe en una pequeña caja…

La Voz en el Desierto

Tags: BITACORA DE OBRA · MI FAMILIA · PERSONALES · REFLEXION · TESTIMONIOS

2 responses so far ↓

  • 1 BIOGRAFÍAS // Jun 25, 2007 at 3:34 am

    Hola Alejandro!

    Dado que “El Ojo Protestante” ya no existe ¿Podrías cambiar el enlace por otro que vincule a “Biografías”(www.biografas.blogspot.com)?
    Obviamente sin compromiso y si es de tu real interés.
    Yo te enlacé desde allí y desde Technorati
    De todas maneras ¡Agradecidísimo!
    ¡Bendiciones!

    Un abrazo
    Dany (ex El Ojo Protestante)

  • 2 Alejandro Vazquez // Jun 26, 2007 at 10:18 pm

    Hola Dany, Gracias por escribir
    De hecho tengo un link instalado para tu sitio de Biografias, el cual acabo de comprobar que si esta funcionando.
    Ha sido para mi de agrado y bendicion hacerlo.
    Ahora estoy integrando el logo de Biografías mas abajo.
    es un placer para mi y gracias por integrarme tambiendesde Techonrati.
    Bendiciones…!

Deja un comentario