La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

FRASES DE LA SEMANA 4

May 14th, 2007 · 8 Comments

A Matthew Henry una vez le robaron su billetera.
Sabiendo que debía dar gracias en todo, escribió lo siguiente
en su diario:

Debo estar agradecido, primero, porque él nunca antes me robó;
segundo, porque aunque él tomó mi billetera, no tomó mi vida;
tercero, porque aunque tomó todo lo que poseía, ello no era mucho;
y cuarto, porque fui el robado, no el que robó.
Matthew Henry (1662-1714)

Cuando discuta con un tonto, asegúrese de que él no esté haciendo lo mismo…
Anónimo

Fe para sacarme de mi tribulación no es fe en Dios.
La fe significa que, aunque me saque o no, seguiré creyendo que Dios es Amor.
Algunas cosas solamente se aprenden en el horno de fuego.
Osvald Chambers

Tags: FRASES

8 responses so far ↓

  • 1 rigo // May 14, 2007 at 6:06 am

    Pues no. No lo veo correcto.

    La fe es la expectativa de cosas por venir o de realidades futuras aunque no se contemplen o aunque no las podamos ver.

    Pero si no me saca de la tribulación yo tengo, técnicamente, que perder la fe. Porque aunque podamos imaginarnos una manita en tiempos difíciles, se deja de creer cuando vemos los tiempos difíciles y no las manitas.

    De qué me vale a mí ponerme a alabar para que me ayuden si no me ayudan… ¿no les parece? O sea, mejor no alabo y si trabajo para ayudarme yo mismo y así poder ayudar a los demás.

    Saludos.

  • 2 Alejandro Vazquez // May 14, 2007 at 6:46 am

    Hola Rigo,
    Todo depende del proposito de la Fe que se tiene. Por eso Chambers aclaro al inicio.
    La Fe que salva, y no necesariamente de la tribulación momentanea, es una fe que trasciende nuestras circunstancias.
    Es una fe con trascendencia eterna.
    Saludos

  • 3 rigo // May 14, 2007 at 9:13 pm

    Claro Alejandro. Entiendo tu punto.

    No le reclamo nada a dios. Solo estoy debatiendo el argumento presentado.

    No es posible tener fe con trascendencia eterna si vemos que en lo más inmediato no funciona. O sea, no puedo construir una gran máquina si las piezas individuales no funcionan.

    No podría tener fe si las pruebas más bién me confirman que no hay ayuda en tribulaciones menores.

    Yo tengo fe cuando veo que sistemas individuales funcionan y puedo ver la forma en que funcionan. De esa manera puedo esperar resultados desde antes de que se den los resultados concretos.

    Lo contrario sería fe ciega, que a mí me parece poco recomendable. Porque entregaríamos nuestra sin tener ninguna garantía de resultados positivos. Y si es así, estaríamos entregando nuestra vida para nada.

    Pienso que hasta la fe debe ser fundamentada sobre bases lógicas que no riñan con el sentido común. ¿No te parece?

  • 4 Alejandro Vazquez // May 15, 2007 at 2:53 am

    Si, y aunque esto no intenta ser una apologia. En realidad tu estas hablando de dos cosas diferentes.
    Cualquiera de los personajes biblicos se vio confrontado en una situacion de crisis en la que en lo inmediato parece que Dios no estaba actuando.
    Pero confiaron en el y esa fe les fue contada por justicia (ver Hebreos 11). Cristo lo dijo a Tomas, “porque viste Tomas, creíste, bienaventurados los que NO VIERON y creyeron”.¨
    Por otro lado la evidencia externa y externa en la Escritura es lo suficientemente basta para NO tener una fe ciega.
    Pero estas intentando medir un parametro con otro y no corresponden.
    Saludos y Gracias

  • 5 rigo // May 16, 2007 at 9:48 pm

    Hebreos 11. Ok. Voy a tomar uno al azar. Sara.

    Dice hebreos que Sara “estimó fiel al que había prometido”. Pero en Génesis 18:11-12 dice más bien lo contrario, dice que Sara ya había perdido la fe.

    Y de hecho especifica que la había perdido porque pensaba que ya estaba vieja y no podría quedar embarazada. En otras palabras, no tenía fe porque no tenía bases para tenerla.

    En el versículo 15 aclara qué era la fe de Sara: el miedo. El mismo miedo que Abraham sintió varias veces de morir o más bien que lo mataran. Pero la fe es diferente al miedo.

    Lo único que me queda claro es que no se necesita fe para que dios lo ayude a uno. Lo único que se necesita es miedo a él. Y eso no es de un dios amoroso.

    Tal vez es por eso que me cuesta creer.

  • 6 Alejandro Vazquez // May 17, 2007 at 4:50 am

    Hola nuevamente Rigo,
    Los planteamientos que presentas son sumamente elementales para ser rebatidos. No es esta mi intencion.
    Pero estas invirtiendo los dos pasajes, el primero es aquel en el que Sara no tenía fe y el segundo es el que si tenia fe.
    Siento mucho que te estes decidiendo por creer en un Dios de miedo. Es dificl saber de donde salio tu teoría.
    Ciertamente Cristo murió en tu lugar, en el mío y en el de cualquiera que ha nacido en este mundo. Y fue por amor. Y esto no es para temerse, sino lo contrario.
    Te invito a leer otro pasaje:
    “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor” (I Juan 4:18).
    Si en realidad tienes dudas sinceras, estoy a tus ordenes por vía electronica. Mi correo esta en la parte superior izquierda del blog. Estoy a tus ordenes.
    No me interesa tener debates de a ver quien sabe mas, o a ver quien se equivoca.
    Saludos y Gracias

  • 7 rigo // May 17, 2007 at 5:11 am

    Si bueno… yo tampoco quiero competir. De hecho no puedo porque no conozco mucho de la biblia. Pensé que había una explicación simple pero de nuevo me equivoqué.

    De todas formas te agradezco que hayas intentado explicar. Y te agradezco el trato amable también.

    Saludos.

  • 8 Alejandro Vazquez // May 17, 2007 at 5:34 am

    Rigo, Acercarse a Dios no es complicado. El esta cerca de tí. El murió por tí y te ama.
    La parte dificil ya la hizo el.
    Solamente hablale y pidele que entre a tu vida.
    Escribeme a mi correo, me reitero a tu servicio

Deja un comentario