La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

LOS SUEÑOS Y LA TRASCENDENCIA DE LA VIDA

April 1st, 2007 · No Comments

Esta tarde estuve escuchando el programa de radio llamado ‘Que Tal Fernanda’ con Fernanda Familiar, uno de mis programas de radio favoritos, que se transmite aquí en México vía radio FM y por IMAGEN. Es un programa de revista dónde puedes escuchar entrevistas y cualquier cantidad de temas sumamente interesantes.

Bien, el caso es que Fernanda entrevistó al Dr. Rafael Rangel Sostmann el Rector del ITESM, una de la Escuelas de mayor prestigio aquí en México y en el extranjero. Me resulto gratamente soprendente y en ocasiones me quede conmovido por la visión que un hombre como Sostmann tiene acerca de la educación en general.

Fue una entrevista bastante intimista, en dónde Sostmann reveló algunos de los paradigmas que han tenido que modificar en el Itesm con el transcurso del tiempo. Algunos puntos atrajeron mi atención, sobre todo que fue notablemente que no estaban siguiendo algún guión con preguntas y respuestas ya acordadas.

Sostmann afirmó enfáticamente que el día de hoy el eje central de la educación que se imparte en el Tec, tiene un fuerte énfasis en el desarrollo del carácter de los estudiantes, procurando que su preparación sea no meramente académica sino para la vida.

Como referencia de la importancia de esto, Sostmann comentó que 1 de cada 4 gobernadores de los diferentes estados de México es egresado del Itesm, por lo que la inversión en el tema del carácte era sumamente valiosa y trascendente.

La trascendencia, fue otro enfoque sobre el cuál giro la entrevista, y comentó que durante una Conferencia, mientras el desafiaba a los jovenes estudiantes a soñar con realizar algo trascendente con sus vidas y su preparación, un joven le espetó, que era muy fácil decir eso, pero que en su caso personal, su padre se dedicaba a trabajar a deshoras para poder pagarle los estudios, y de ninguna manera había algún sueño o trascendencia en ello.

Sostmann respondió que, quiza algunos como su padre no habían tenido oportunidades en su vida para soñar
o procurar que sus vidas fueran trascendentes como el caso de su padre, sin embargo, que el como joven estudiante, tenía la oportunidad y el privilegio, y ahora el imperativo de que su vida tuviera un propósito mayor que solamente convertirse en un profesionista, sino que atraves de ello, su vida tuviera un impacto en su comunidad y en el mundo.

No pude evitar sentirme conmovido y recordar a mi padre, Don David Vázquez, el falleció el mes de Agosto del año pasado, y aunque murió como fiel creyente, no puedo dejar de sentir su ausencia. Como el caso del padre del joven estudiante, el tampoco tuvo muchas oportunidades para tener un proyecto de vida mas trascendente que poder trabajar para el sustento y educación de su familia.

Mi familia es una familia numerosa, 9 hijos, 5 hombres y 4 mujeres, yo soy el menor de los hombres, y aunque no padecí alguna pobreza extrema, nuestra vida fue sumamente limitada en el aspecto económico. Sin embargo, estoy convencido que la trascendencia de mi padre y mi madre, quien también se dedicó con ahinco a su familia, a la antigüa, se verá realizada a traves de nosotros, que gracias a su sacrificio hoy podemos tener una expectativa de vida mejor, y no sólo eso, sino que como creyentes, nuestro campo de trabajo y de influencia ya no es solamente nuestra comunidad, sino el mundo mismo.

A José, El Soñador, le tocó un momento en que era poco probable que su vida tuviera mayor trascendencia que cuidar un montón de cabras, pero Dios, le dió un sueño y un carácter que, a pesar de los años, y las vicisitudes, y aún sin el siquiera esperarlo, vió su cumplimiento, lo que fue sumamente trascendente, pues significó la supervivencia misma, no sólo de su familia, sino del imperio de mayor poder del momento y todos los pueblos que le componían.

Hoy, como creyentes cristianos, a veces nos desgastamos en actividades inocuas, que poca o nada tracendencia tendrán en nuestro entrono, con ‘golpes al aire’ diría Pablo; cuando si en realidad pensamos por lo bajo, Dios nos ha dado un propósito único a nuestra vidas, y con el cuál nuestra vida tendrá una trascendencia más alla de este mundo, en la eternidad.

Yo, me siento sumamente responsable de que mi vida llegue a tener un significado superlativo. En varias ocasiones he podido sentir la muerte a mis espaldas y esto me ha dado un sentimiento de fragilidad y premura permanentes. Puedo decir que no le temo a la muerte, pero la vida es meramente un suspiro, como el rocío o la neblina de la mañana que a poco desaparece.

Y me siento sumamente responsable pues traigo 3 vitales sacrificios a cuestas, el de mí padre que trabajó sin descanso para otorgarme un mundo lleno de oportunidades, las cuales el nunca tuvo, el de mi madre, que también ha padecido fatigas y desvelos por darnos la formación de nuestro carácter y nuestro sustento, y el mayor de todos el de Cristo, quién se entregó a si mísmo por mí, primero para salvarme, y despues, para que mi vida tuviera un propósito y trascendencia UNICO en esta tierra yerma. Lo mejor de todo, es que no lo siento como una grande y pesada carga, sino comu el mayor placer y bendición.

Oh, Señor!, que nuestras vidas, y nuestras acciones vengan llenas de tus própositos, y al final, como el humilde siervo podamos decir: ‘siervos inútiles somos, porque hicimos lo debido’. Y que podamos valorar las cosas, que ahora damos por sentado.

Licensed by Copycristian

La Voz en el Desierto

Tags: MI FAMILIA · PERSONALES

0 responses so far ↓

  • There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Deja un comentario