La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

FENILCETONURIA, un Final Feliz…

March 29th, 2007 · 7 Comments

Amigos Míos,

Les agradezco profundamente a los pocos o muchos que hayan presentado su petición al Creador a favor de mis pequeñas gemelas, Valeria y Miranda, tal como les comente en mi anterior post, las niñas nacieron el 15 de Febrero de este año, y fueron diagnosticadas con una extraña y terrible enfermedad hereditaria de tipo metabólico llamada Fenilcetonuria.

La vida nos atropella sin siquiera nosotros pensarlo, y las expectativas de afectación para las vidas de nuestras hijas y la de mi familia eran profundamente radicales, dado que la entrega de la información fue hecha con mucha demora, mas que la adecuada para iniciar a tiempo el tratamiento que ellas necesitaban.
Sin embargo, por la misericordia de Dios hoy podemos alegrarnos en su Salvación, recientemente recibimos los resultados de los nuevos análisis y han resultado favorables a su salud, pues están dentro de los parámetros normales por lo que hoy podemos declarar con certeza que ellas tendrán una vida como cualquiera.
Obviamente, ha salido a la luz, que el 1er análisis hecho por el otro laboratorio estuvo equivocado, pues resulto que no solamente las 2 niñas tenían supuestamente esa enfermedad, sino muchos otros niños que nacieron en ese hospital, lo cual estadísticamente es imposible.
No falta quien me aconseja demandar al hospital, o hacer un reclamo severo por el ‘susto’ que dieron a nuestra tranquila vida. Pero es tanta la gratitud que tenemos de que esten saludables que no nos importa lo ocurrido. Además, el replanteamiento y reforzamiento de las prioridades de mi vida se ha visto reiterado una vez más, acorde con el impacto que tuvo en nuestras vidas el reciente fallecimiento de mi señor padre, Don David Vázquez, a quién aun extraño profundamente y seguramente lo seguiré haciendo hasta que nos podamos ver las caras ante la presencia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.
Por tal motivo, nos postramos ante el verdadero autor de nuestra Salud y Salvación, al Único y Sabio Dios, sea la honra por los siglos de los siglos… Amén.
Cristo es La Roca
Alejandro Vazquez
La Voz en el Desierto
28 de Marzo de 2007

Tags: MI FAMILIA · PERSONALES

7 responses so far ↓

  • 1 Orlando Inagas // Mar 29, 2007 at 6:48 am

    Hey Alejandro!
    (Excelente nombre como el personaje histórico que admiro – el Magno- …excepto claro en el controvertido tema de su sexualidad)

    En las pequeñas cosas siempre damos gracias a Dios. Que si fue una falsa alarma…bueno; aún así es bueno entrar en el reposo del Señor, y descansar de nuestras tribulaciones.

    ¡Cuántos quisieran que sus enfermedades fueran simples falsas alarmas, o al menos tuviesen un final feliz!
    Ruego al Señor por tu familia, que les siga ayudando y bendiciendo en todo.
    Saludos desde Venezuela.
    😀

  • 2 Antonio O. // Mar 29, 2007 at 3:32 pm

    Que tal Alejandro?

    Damos gracias a Dios ahora que sabemos que la petición que habíamos tenido estos últimos días el la escuchó. No había tenido el tiempo para felicitarte por tus nuevas bebes, pero no cabe duda de que cuando Dios bendice bendice a manos llenas.

    Un saludo y un abrazo para ti y para toda tu familia.

    Toño O.

  • 3 Alejandro Vazquez // Mar 31, 2007 at 6:30 am

    Hey, Toño! que gusto saludarte por este medio. Visite tu blog y me alegró ver las reflexiones qie estas escribiendo. No sabia que tenias un blog antes de este…
    Un abrazo

  • 4 EL MILAGRO DE LAS GEMELAS. Valeria y Miranda // Oct 22, 2007 at 6:01 pm

    […] de que recibimos el susto de nuestras vidas cuando fuimos informados por el Hospital que tenían una enfermedad congénita llamada […]

  • 5 roberto yjazmin // Feb 3, 2008 at 9:00 pm

    queremos consejeria y si nos puedes man dar tus mensajes o estudios.

  • 6 roberto yjazmin // Feb 3, 2008 at 9:02 pm

    ola ver sinospuede mandar es tudios.

  • 7 Flora Sosa // Feb 4, 2008 at 9:50 am

    Saludos:

    Ayer me entere que mi nieto padece de PKU – la fenilcetonuria. Necesitamos apoyo. Confiamos en el Dios Creador, Jesucrito, que nuestro niño tendrá una vida normal. Gracias.

Deja un comentario