La Voz en el Desierto

Un Oasis en la Soledad

La Voz en el Desierto header image 2

PORNO ANTICRISTIANO. Editorial de César Vidal

March 17th, 2007 · 2 Comments

Extremadura: porno anticristiano

A ver si nos enteramos (XI)

Señalaba yo en mi última entrega cómo la Biblia contiene una serie de principios económicos claros que han ayudado a prosperar a aquellas naciones que los han seguido y que, por el contrario, han llevado por el camino del atraso y la pobreza a los que los han despreciado. A esa misma conclusión han llegado economistas competentes, no necesariamente creyentes, pero sí buenos estudiosos de la Historia. Como tantos principios contenidos en la Biblia, el seguimiento de los económicos proporciona bendición incluso aunque los que los obedezcan no sean creyentes.

En el fondo es lógico, ¿puede alguien dudar de que una vida familiar limpia es buena para la sociedad y para los individuos aunque ni una ni los otros sean cristianos? ¿Puede alguien dudar de que una ética del trabajo honrado dará buenos frutos para la sociedad aunque ésta no sea cristiana? ¿Puede alguien dudar de que la ausencia de delincuencia es una bendición aunque la sociedad sea cristiana? Creo que no. A decir verdad, no existe un solo caso en la Historia en que la prosperidad económica se haya producido aparte de la aplicación, en mayor o menor medida, de los principios económicos recogidos en la Biblia y, a contrario sensu, el fracaso siempre ha estado vinculado al abandono de esos principios. Pero de eso, Dios mediante, me ocuparé otro día.

Hoy deseo referirme a un episodio reciente y bastante iluminador a mi juicio. La Junta de Extremadura, con dinero del contribuyente, ha subvencionado un catálogo de fotografía de JAM Montoya. La cosa no tendría mayor importancia de no ser porque las fotografías en cuestión son pura pornografía que intenta alcanzar la categoría de arte dando coces contra personajes sagrados.

Por supuesto, el más utilizado es el propio Jesús. En tres fotos, aparece un Jesús con corona de espinas masturbándose mientras se nos indica que en lugar de ser el “varón de dolores” es el “varón de goces”. En otro, un Jesús cuyos genitales han sido cambiados por los de una mujer pregunta “¿Qué dicen los hombres que soy?” en clara resonancia de la pregunta que el Señor formuló a los apóstoles. No falta tampoco un Jesús con gesto obscenamente paidófilo que invita a un menor a acercársele mientras el título de la foto afirma “Dejad que los niños se acerquen a mi”.

A todo esto, añádase a un Gabriel que se masturba mientras anuncia a María –también masturbándose– su embarazo o a un Cristo crucificado que disfruta de una erección como su último placer.

Ya es grave que se emplee el dinero público en semejante inmundicia, pero es que además el libro cuenta con un prólogo del consejero de cultura de la Junta de Extremadura – actual candidato del PSOE a la alcaldía de Badajoz – cantando la calidad artística del tal Montoya.

Claro que cuando el escándalo ha salido a la luz los comportamientos han sido aún más reveladores. El consejero de cultura y candidato a alcalde ha reafirmado que Montoya es un genio artístico y ha culpado del revuelo a la extrema derecha (¿a la extrema derecha? ¿es que Montoya es un afiliado del partido nacional-socialista alemán? ¿es que el modelo que aparece como Cristo masturbándose es un skin head?). por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura ni ha destituido al consejero ni ha retirado el libro, pero nos ha informado de que ha pedido disculpas a la jerarquía católica.

¿Hubiera financiado la Junta de Extremadura un libro de fotos de características similares en las que los protagonistas hubieran sido, por ejemplo, Mahoma y Fátima?

¿Desde cuándo semejante bazofia tiene que ser pagada con el dinero del contribuyente?

¿Por qué se supone que las disculpas deben dirigirse sólo a la jerarquía católica y no a toda la gente de bien a la que pueda repugnar semejante basura?

¿Cómo se puede mantener en su puesto y en su candidatura a quien prologa tan inmundo panfleto?

¿Por qué alguna de las fotos del mencionado libro aparece reproducida desde hace meses en una de las páginas web laicistas más conocidas de la red, página, por cierto, perteneciente a un maestro masón español?
A lo mejor se trata de un simple encadenamiento de casualidades; a lo mejor la culpa es de la extrema derecha, pero a mi personalmente me parece que los tiros no van por ahí, sino que arrancan de una cosmovisión que es, por definición, profundamente anticristiana y que no puede evitar hacer gala de ello a las primeras de cambio.

A ver si nos enteramos…

Continuará

MULTIMEDIA
Puede leer el Comunicado que ha difundido la Alianza Evangélica Española, con el título de “Porno duro anticristiano en Extremadura” pulsando AQUÍ.

Artículos anteriores de esta serie:

1 El IVA y el FM de las iglesias
2 Radios cristianas: ilegales y legales
3 Evangélicos ante la enseñanza
4 «Kids on fire» en Digital Plus
5 Evangélicos y TV
6 El ghetto evangélico
7 El síndrome católico
8 Complejos evangélicos
9 Falsos mitos económicos
10 Prosperidad y ética protestante

César Vidal Manzanares es escritor, historiador y teólogo

© C. Vidal, Libertad digital (Protestante Digital.com, España 2007).

Tags: ANALISIS · DERECHOS HUMANOS · MINORIAS · NOTICIAS · SOCIEDAD

2 responses so far ↓

  • 1 Lizzie // Mar 17, 2007 at 4:18 am

    Hola! ¿Sabes? me causa mucha gracia el titular, sé que no es tuyo, pero ya lo he leído dos veces en tu blog y me tiento de risa. No quiero ofenderte ¡por favor! pero, ¿existe el porno cristiano? porque ya has repetido eso de “porno anticristiano” y la verdad que creo que es una falacia.

    Bendiciones ¡muy buen blog!

    Lizzie

  • 2 Alejandro Vazquez // Mar 18, 2007 at 7:18 am

    Hola Lizzie!
    Sí, en realidad podría causa gracia si no fuera lamentable.
    Un poco creo que el título caería mas en el sentido que entiendes, si dijera: ‘Porno No Cristiano’, entonces cabría preguntar, ¿existe un ‘porno cristiano’?… Pero en fin, cuestiones de semántica… Gracias por tu comentario.
    Por cierto, tu Blog me es de mucho agrado y bendición.
    Gracias

Deja un comentario